Podcasting; una nueva forma de ganar dinero por Internet

Escrito el 23 Noviembre, 2005 – 20:22 | por Alejandrobit | 2.139 lecturas

Desde ciertos ámbitos se habla ya del inicio de una revolución en la forma de recibir los contenidos televisivos que va a cambiar la relación de la audiencia con los proveedores de esos programas y también la de éstos con los anunciantes. Uno de los hitos de este cambio lo representa el iPod, que también ha sido revolucionario respecto a los contenidos de audio.

Veamos algunas de sus aportaciones al negocio de los medios.

Lo que comenzó como un desarrollo tecnológico muy al alcance del usuario medio por su facilidad de uso y su potencial creativo se está empezando a rebelar como un negocio en ciernes de gran alcance. El podcasting, emisiones de audio (y ahora también de vídeo, tras la reciente aparición de un dispositivo para almacenarlas y reproducirlas) a las que la audiencia accede a través de Internet y que puede escuchar en cualquier momento en su PC o en reproductores de MP3, presenta hasta el momento tres grandes posibilidades de explotación comercial:

– el patrocinio de los programas ofrecidos a través de este sistema.
– el cobro por acceder a estas emisiones.
– la inclusión de publicidad en dichos espacios.

Una de las primeras grandes firmas que ha descubierto la pujanza de este soporte como vehículo para vender su marca ha sido Burger King, que patrocina una serie de espacios de carácter humorístico que pueden bajarse de Internet para el nuevo vídeo iPod. Estos cortos, en muchos casos producidos por aficionados, son accesibles a través de la página web Heavy.com e incluyen elementos relacionados con la popular cadena de restaurantes norteamericana.

Publicidad o pago directo

Otra de las opciones de comercialización de este sistema de distribución de contenidos es el cobro al usuario. Por esta modalidad apuesta la iniciativa de Adam Curry, uno de los pioneros del podcasting, que ha anunciado el próximo lanzamiento de un site a través del cual se podrá acceder a medio centenar de programas. La inclusión de publicidad en ellos también será una forma de financiar el proyecto. De hecho, Curry ya ha mostrado su disponibilidad a ensayar cualquier fórmula publicitaria que financie el servicio, como la inclusión de programas dedicados íntegramente a un producto o servicio o bien ofrecer a los podcasters la posibilidad de crear contenidos publicitarios que despierten la curiosidad de otros usuarios.

Más curiosa y original resulta la fórmula del podcast independiente This Week In Tech, que pide a sus 200.000 usuarios una donación de dos dólares mensuales para mantenerse, lo que le permite obtener unos ingresos de 10.000 dólares al mes.

Claro que si se trata de cobrar al usuario por descargar determinados archivos la palma se la lleva, una vez más, Apple, a través de iTunes. Este sistema propietario de la marca de la manzana ofrece a los usuarios 15.000 podcasts, y cuenta ya con siete millones de suscriptores. Su experiencia previa en la venta de canciones ha hecho que la oferta de otro tipo de contenidos de audio no haya pillado por sorpresa a esta compañía.

Una publicidad más cara

En cuanto a la inclusión de publicidad, ésta se suele ubicar al principio de las grabaciones en formato de anuncios de 15 a 30 segundos. El coste para los anunciantes no suele superar los 45.000 dólares al mes por la inclusión de anuncios de una compañía determinada en los podcasts que ofrece un sitio. Una excepción a esta regla fue el contrato firmado el pasado mes de febrero por Volvo con Autoblog, el podcast mensual de Weblog Inc., que pagó 60.000 dólares por un patrocinio de seis meses. En ese periodo tales programas se bajaron en 150.000 ocasiones.

Por otra parte, el constante crecimiento del número de usuarios de estos servicios de descarga de archivos ha demostrado que los acuerdos publicitarios demasiado largos pueden acabar siendo una ruina para el podcaster y una auténtica ganga para el anunciante, que ve cómo el público potencial que recibe sus mensajes se multiplica en poco tiempo. Un ejemplo de esto es la emisora de radio pública de Santa Monica, la KCRW, que tenía firmado un acuerdo con los concesionarios de Lexus del sur de California para incluir su publicidad en el podcast, que en principio era descargado por 20.000 usuarios. Sin embargo, después del verano éstos ascendían a 100.000.

La emisora planea, cuando finalice su acuerdo con Lexus, cobrar 25 dólares por mil oyentes a los anunciantes. El precio medio de un anuncio de estas características en la emisión convencional se sitúa entre 12 y 15 dólares. El interés del público por la emisión, demostrado por el hecho de que la descarga es un acto voluntario, la especificidad de esta audiencia y la garantía de que el anuncio tendrá impacto explican lo elevado del precio de esta publicidad.

Fuente: http://www.xombra.com/ // http://mediabriefing.com

You must be logged in to post a comment.

Buscar: