Se venderán en la Argentina PCs por menos de $ 50 al mes

Escrito el 1 abril, 2005 – 8:15 | por storm | 717 lecturas

El precio al contado de los dos modelos ofrecidos será de $ 1300 y 1700.

Un grupo de más de 30 empresas se asoció para lanzar un plan que facilite el acceso masivo de la población a la compra de su primera computadora mediante el pago de una cuota mensual inferior a 50 pesos. El proyecto, bautizado con el nombre de Mi PC/Mi Próxima Compu, es encabezado por la productora de software Microsoft y la fabricante de microprocesadores Intel y contempla la oferta de dos modelos a un precio contado de 1299 y 1699 pesos, respectivamente.

A partir de mañana, las computadoras ya estarán en venta en las sucursales porteñas de las principales casas de electrodomésticos (Compumundo, Frávega, Garbarino, Márquez y Ribeiro) y en las grandes cadenas de supermercados (Carrefour, Coto, Jumbo, Libertad y Norte). En dos semanas, la comercialización se extenderá a las sucursales del interior.

Los equipos se podrán comprar al contado o financiados en hasta 40 cuotas de 47,60 y 62,20 pesos, respectivamente, según las características de la máquina elegida. Las líneas de crédito estarán disponibles a partir del lunes en las sucursales de los bancos Nación, Provincia, Santa Cruz, San Juan y Nuevo Banco de Santa Fe. Para acceder al financiamiento una persona deberá acreditar un sueldo de por lo menos $ 700 mensuales, mientras que en el caso de los jubilados la cifra descenderá a $ 450.

La iniciativa cuenta con el respaldo del Gobierno y responde a grandes rasgos a un proyecto que había presentado el ministro de Economía, Roberto Lavagna, en la última edición del coloquio del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA). Sin embargo, al menos en forma directa, el plan Mi PC no le costará un centavo al Gobierno.

“El programa es un ejemplo de lo que se debería dar en otros sectores, ya que el Estado no pone recursos, no pone plata, para decirlo de la manera más cruda”, destacó Lavagna en el lanzamiento del plan, concretado ayer en el Palacio de Hacienda.

Indirectamente, el Estado sí tendrá una participación en el programa, ya que el Banco Nación será el principal financiador al aportar US$ 1500 millones del total de US$ 2300 millones disponibles para comprar las computadoras. El Banco de la Provincia de Buenos Aires, por su parte, destinará US$ 500 millones, mientras que los restantes US$ 300 serán financiados por los bancos de Santa Cruz, San Juan y Nuevo Banco de Santa Fe.

La meta que se impuso el Gobierno es más que ambiciosa. Lavagna señaló ayer que el objetivo del programa es la incorporación de diez millones de computadoras en un plazo de cinco años. “Esta no es la primera vez que desde el Gobierno se impulsa un plan para masificar el uso de computadoras. Durante el mandato del presidente Fernando de la Rúa se impulsó un proyecto con algunas características similares, cuyo objetivo era colocar un millón de computadoras, pero que finalmente no logró superar las 40.000 unidades. El fantasma de este fracaso sobrevoló la presentación del programa y las distintas empresas que impulsan el proyecto se encargaron de subrayar las diferencias entre las dos experiencias, apuntando al carácter eminentemente privado que tiene la nueva iniciativa.

“En 2000 las empresas se enteraron por los diarios; hubo buena voluntad, pero fallas en la implementación”, señaló Esteban Galuzzi, gerente general de Intel para el Cono Sur. En Intel destacaron que la puesta en marcha del proyecto forma parte de un plan estratégico que impulsan las empresas del sector para reducir la brecha digital. “Los próximos pasos para concretar este plan estratégico son iniciativas importantes, como trabajar para lograr la universalidad del acceso a Internet, el voto electrónico, la factura digital o la historia clínica única”, expresó Galuzzi.

Del proyecto participan en total 32 empresas, entre las que no figuran, al menos por el momento, los principales fabricantes de hardware, como IBM, Compaq y Dell. En Microsoft destacaron el carácter de inédito que tiene el emprendimiento. “Se trata de una iniciativa que marca un hito en un país donde existen cuatro millones de personas que acceden a Internet a través de cibercafés”, señaló Pedro Sorop, gerente general de Microsoft.

Las computadoras que propone el Plan Mi PC anunciado ayer por el Gobierno no son de última generación. Pero tampoco son chatarra obsoleta ni mucho menos. Para quienes siguen el ritmo de un mercado tan dinámico como el de la informática, son equipos que están en un rango medio. Es posible obtener opciones mejores, claro, si se tiene el dinero en efectivo para comprar el equipo.

En lo estrictamente técnico, las máquinas, tal como se listaron ayer las especificaciones, tienen la capacidad suficiente para cumplir sin ningún tipo de problemas las tareas más comunes de un equipo dirigido a un entorno familiar: navegar por la Web, enviar y recibir correo electrónico, chatear con amigos, cumplir tareas escolares, escribir documentos de texto, elaborar planillas de cálculo, ver fotografías o escuchar música digital en formato MP3.

Para lo que no sirven estos equipos es para videojuegos avanzados, por ejemplo, o para hacer diseño en un estudio de arquitectura.

En lo posible, habría que apuntar al equipo más caro de los dos ofrecidos, ya que tiene un procesador más poderoso y el doble de memoria RAM, un componente vital para que la computadora resuelva las tareas que se le encomiendan con agilidad suficiente. Si el bolsillo sólo alcanza para el primer equipo, siempre habrá tiempo para invertir unos 120 pesos para ampliar la memoria de la computadora y llevarla de 128 a 256 megabytes de RAM.

En lo que respecta al sistema operativo y los programas incluidos, la elección es intachable. Pero hay un costo encubierto en el antivirus, una herramienta fundamental en una PC moderna: el elegido es de excelente calidad, pero después de un año habrá que pagar para que siga protegiendo la computadora o cambiarlo.

También hay que tener en cuenta que se están adquiriendo componentes que van a resultar anticuados dentro de un par de años, lo que dificultará encontrar partes de recambio si alguna falla.

Nota Original/Fuente:


Diario La Nacion #1


Diario La Nacion #2

You must be logged in to post a comment.

Buscar: