Dime como duermes y te diré quien eres

Escrito el 17 Septiembre, 2003 – 12:00 | por storm | 1.050 lecturas

En otro informe que muestra que los científicos no tienen mucho por hacer se revela que la forma en que uno duerme indica la personalidad de una persona.
Un informe científico realizado en Gran Bretaña revela que la forma de dormir de una persona está directamente relacionada con la personalidad de la misma.

Un equipo de científicos del sur de Inglaterra han encontrado seis formas comunes que la gente elige para dormir, y según la posición que elija una persona es su personalidad. Lo que no aclararon en el informe es que cualquier parecido con la astrología es pura coincidencia.

“Existe conciencia del lenguaje corporal cuando estamos despiertos, pero por primera vez nos fijamos en este lenguaje cuando estamos dormidos “, dijo uno de los científicos.

El dormir en posición fetal es la posición más elegida por la gente, y es el que adoptan el 51 por ciento de las mujeres, según un estudio realizado en un hotel, en el que seguramente no se tuvo en cuenta que al saber uno que puede ser observado mientras duerme puede cambiar de posición subconscientemente.

Según el informe, los que duermen en posición fetal suelen ser tímidos y sensibles, mientras que la gente que adopta una posición plana con los brazos estirados son tranquilos y reservados.

Dormir de costado, con las piernas estiradas y los brazos para abajo (sólo quien hizo el informe sabrá como es esta posición) tienen una personalidad fácil de llevar y son sociables.

La posición plana sobre la barriga con las manos a los lados de la cabeza es la menos común. Sólo el 6,5 por ciento de la gente la prefiere y ellos son usualmente impetuosos.

Los modestos y buenos escuchas usualmente adoptan la posición de la estrella de mar: de espaldas con las piernas y brazos abiertos y estirados.

Definitivamente, este es otro ridículo intento de medir las distintas personalidades de las personas basándose en hechos que tienen millones de factores más que no son tan simples de ver, como por ejemplo, si toda tu vida dormiste en una cama de una o dos plazas.

Así que ya sabes, la próxima vez que salgas con alguien, además de preguntarle el signo, la ascendencia, leerle la borra de café, ver que animal es, que árbol, si es fuego tierra o aire y demás inventos para sacarle plata a los crédulos, tendrás que dormir una noche con él o ella para ver que tal es.

You must be logged in to post a comment.

Buscar: