Almacenamiento portátil (primera parte)

Escrito el 23 Junio, 2003 – 8:00 | por storm | 724 lecturas

Recientemente, apareció una nueva versión de los discos ZIP, que es capaz de almacenar 750 megas.
Una de las características que hicieron de las PCs un éxito es la compatibilidad. De hecho, durante algún tiempo fueron conocidas simplemente como ?compatibles?. Ahora bien, lo más importante de esta compatibilidad es la posibilidad de compartir datos entre los usuarios. Para esto se crearon unidades de disco removibles para permitir el transporte y el almacenamiento de datos.
Disquetes y superdisquetes

El veterano disco de 1,44 MB y 3 1/2 pulgadas es desdeñado por los fanáticos de la tecnología y exige un pronto reemplazo. Sin embargo, todavía es muy usado para el transporte de textos y de pequeños documentos en el ámbito escolar y universitario.
La primera aparición de este tipo de disquete se produjo en los equipos de IBM a fines de los ochenta, y luego fue elegido por otros fabricantes debido a su robustez y su capacidad de almacenamiento. Todavía es el más usado en los sistemas actuales.

A pesar de su poca capacidad, las disqueteras están incorporadas en todas las PCs debido a su compatibilidad. Además, los disquetes todavía son suficientes para arrancar una máquina.

El funcionamiento de una disquetera es simple de describir. Dispone de dos cabezas de lectura/escritura que se ubican a ambos lados del disco, que gira a unas 300 RPM gracias al motor que incorporan las unidades.

SuperDisk

La unidad LS-120, o SuperDisk, como se la conoce normalmente, fue desarrollada por Imation, Panasonic y Compaq en un intento de reemplazar la vieja tecnología de disqueteras de 3 1/2. A diferencia del cambio drástico que suponen otras tecnologías, se propone un dispositivo que admite tanto los disquetes tradicionales como los nuevos de 120 MB de capacidad. Un SuperDisk es bastante parecido al disquete común de 3 ½, pero utiliza una nueva tecnología que incrementa la capacidad y la velocidad, conocida como servoláser.

Actualmente podemos encontrar una versión renovada de SuperDisk, llamada LS-240 y capaz de guardar 240 MB. Esta unidad, que se vende bajo las marcas Imation, Panasonic y otras, tiene la sorprendente habilidad de formatear un disquete común a una capacidad de 32 MB.

La versatilidad de esta unidad también se traslada a las opciones de conexión, dado que encontramos versiones para puerto paralelo, SCSI, USB e IDE (en formato interno).
Si la BIOS de la PC lo permite (la mayoría lo hace y el soporte está en expansión), la LS-120 puede usarse como unidad booteable y es totalmente compatible con Windows NT, Windows 2000 y Windows 95/98. Las computadoras Macintosh también pueden usar unidades SuperDisk, lo que posibilita el intercambio de datos entre PCs y Macs.

Zip drives

Estas unidades de la firma Iomega se lanzaron con soporte para discos Zip de 100 MB. Más tarde, apareció una versión que usa discos de 250 MB (237 MB formateados) y es compatible con los anteriores. Recientemente salió al mercado la tercera generación de Zip, que puede almacenar hasta 750 MB de datos en cada disco e incorpora un desempeño mejorado en lo que respecta a velocidad.

Cuando a mediados de los ?90 Iomega lanzó la versión original del Zip, parecía que éste se convertiría en el ansiado sucesor del disquete de 1,44 MB. Sin embargo, una política de licencias un tanto estricta por parte de la compañía le impidió a esta tecnología una difusión mayor.

Básicamente, el soporte consiste en un disco magnético flexible dentro de un cartucho rígido, a la manera de los viejos disquetes. Las unidades Zip usan un diseño propietario de disco de 3 ½ hecho por Iomega. Externamente es casi dos veces más ancho que un disquete de 3 ½ y 1,44 MB.

De las variantes de 100 y 250 MB, existen unidades con conexión de puerto paralelo, USB, SCSI e IDE; las dos últimas se usan para unidades internas, que, en general, son más rápidas. Las nuevas unidades de 750 MB vienen con interfaces de alta velocidad USB 2.0, FireWire o ATAPI (para unidades internas).

Gracias a las nuevas interfaces y a una mecánica en extremo mejorada, el Zip 750 puede ofrecer una velocidad de transferencia máxima de 7,5 MB/seg. y un rendimiento, comparado con una unidad CD-RW, de 50x50x50x.

Sony HiFD

Sony lanzó en 1999 un producto de la categoría de dispositivos que estamos tratando. El HiFD tiene una capacidad de 200 MB por disco, e inicialmente se lanzó en versión externa con una interfaz paralela y conector para cable de la impresora. Luego, aparecieron las versiones IDE.

A pesar de que brindaba compatibilidad con los discos de 1,44 MB, el sistema no prosperó. Era claramente una tecnología superior a otras, como SuperDisk, en cuanto a velocidad y capacidad, pero Sony ya la ha dejado a un lado. Seguramente, la afición que tiene esta compañía por tener tecnologías propietarias y no intercambiar licencias con otros fabricantes le ha jugado en contra.

Nota Original: http://www.tectimes.com

You must be logged in to post a comment.

Buscar: