Naúfrago

Escrito el 30 Enero, 2001 – 1:18 | por storm | 1.082 lecturas

En una mezcla de “La Tormenta Perfecta”, “Forest Gump” y “Expedición Robinson”, Tom Hanks logra levantar el puntaje de una película sobre un tema trillado con una clara propaganda de FedEx y lo bueno que son sus empleados.
La trama de la película es muy simple. Un hombre (Tom Hanks) tiene una vida digamos perfecta: futura esposa que ama, un trabajo que le da muchas alegrías y una camioneta 4 x 4 que cualquiera de nosotros desearía tener. Todo bien hasta que en un accidente aéreo va a parar a una isla desértica donde todo lo que hay para hacer es sentarse y esperar.

¿Cuánto tiempo puede aguantar una persona en una isla desértica? ¿Cuánto tiempo puede hacer aguantar un director de cine a su protagonista en una isla desértica? ¿Una semana? ¿un mes? ¿un año? Creo que hacer pasar a un tipo cuatro años en una isla es un poco mucho, pero bueno, así es Hollywood y así debe ser.

Cuatro años sin mucho para hacer más que recordar a su amada e intentar sobrevivir a la vida solitaria es lo que decidieron los productores que esté Tom Hanks en esta isla. Y acá es donde Tommy logra que una película con un sólo actor y sin mucho diálogo pueda parecer atrayente al público… Dos horas de una persona intentando sobrevivir. Eso sólo se lo aguantamos a él. Seguramente la misma trama con Sylvester Stallone terminaría aburriendo a los 15 minutos ¡Imaginen a Stallone sin nadie para matar en dos horas!

Pero bueno, aunque se hace larga la espera que todos teníamos en el cine para que salga de una maldita vez de la isla, el tiempo esta muy bien llevado y Tom logra jugar con nuestros sentimientos como si realmente hubieran pasado esos cuatro años.

La cosa se pone fea cuando para poder armar “monólogos” (porque sino hubiera sido una película más muda que Metropolis) hacen aparecer a un personaje llamado Wilson que no es más que una pelota (¿de voley?) con una cara dibujada. En pocos minutos odiamos a Wilson (palabra que se repite un millón de veces en toda la película) y juramos nunca más jugar al voley, por si acaso ¿vió?

Luego de los cuatro años nuestro protagonista decide echarse a la mar y bueno, un desenlace bastante pedorro y un final que nos deja a todos con cara de “¿así termina?” hacen que la calificación de esta película baje un par de puntos.

Con escenas en el mar mejores que “La Tormenta Perfecta”, un accidente aéreo mejor que el de “Aeropuerto 77” y con un actor que pone lo mejor de sí, y más allá del final, la falta de guión y la aparición de Wilson en nuestras vidas una calificación de 7 puntos sobre 10 es más que justa para esta película.

You must be logged in to post a comment.

Buscar: